Menu

Necesaria una reforma electoral crítica y argumentada, afirman académicos

 

 

En sus casi 1,500 páginas, el libro Elecciones, justicia y democracia en México. Fortalezas y debilidades del sistema electoral, 1990-2020 concentra un análisis exhaustivo de los aciertos y fallos de los ejercicios electorales de los últimos 30 años. En sus dos volúmenes, un total de 53 autores aportan sus argumentos y recomendaciones en torno a lo que debería contemplar una próxima reforma en la materia.

 

Durante la presentación del compilado, el Dr. José Antonio Bretón, coordinador de los posgrados en Derecho de la IBERO Puebla, mencionó que las entradas alojadas en 38 capítulos pueden aportar elementos fundamentales para el desarrollo de propuestas legislativas disruptivas.

 

Elecciones, justicia y democracia se divide en dos apartados temáticos: el dedicado a los actores electorales y el correspondiente a los procedimientos. El recorrido histórico desde los tiempos de la creación del IFE y el Tribunal Electoral permite divisar cómo los partidos políticos han sido actores inestables en la vida política. Muchos de ellos, aseguró el jurista, solo han distorsionado el ejercicio de participación ciudadana en los procesos electorales.

 

La obra es relanzada por tercera ocasión. Su primera edición, publicada en 2014, llegó tras las reformas electorales de 2014, las cuales establecieron nuevos principios en materia de equidad de género, reelección consecutiva de legisladores, candidaturas independientes, entre otros.

 

Este último rubro ha cobrado especial relevancia en tiempos recientes. Como observó el Dr. René Valdiviezo, académico de la IBERO Puebla, la participación independiente ha generado altas expectativas, pero ha tenido resultados pobres. En las elecciones de Puebla en 2018, solo triunfaron el 0.83% de los aspirantes a puestos públicos.

 

Alguien que vivió en carne propia la quimera de la candidatura autónoma fue el Dr. Enrique Cárdenas. En su capítulo para el libro titulado Candidatura independiente: crónica de un fracaso anunciado, el profesor de la Universidad Jesuita reflexiona sobre los factores que impidieron que pudiera contender gobernatura de Puebla en 2019 de manera independiente (pues llegó a la boleta por alianza partidista).

 

Cárdenas Sánchez lo adjudica principalmente a la poca afluencia electoral. Desde su perspectiva, un candidato sin partido tiene mayores aspiraciones a enfrentarse al poder económico de los grupos políticos si un mayor número de votantes acuden a las urnas. Por ello, consideró que las reformas electorales del porvenir deberían contemplar cuestiones como el financiamiento equitativo de campañas y la obligatoriedad del voto.

 

La relación entre partidos y población se reduce a los periodos electorales; unos se olvidan de otros en el periodo intermedio. El excandidato consideró fundamental abrir la legislación a los candidatos independientes y contrarrestar la fuerza clientelar para dar la oportunidad a que los outsiders accedan al triunfo. “Los partidos tienen que existir, pero veo que hay una cantidad enorme de vicios en su interior”.

 

 

Edición PDF

PDF

 

 

 

 

 

 

Publicidad

Tweets recientes