Menu

Abogados deben salir de su planeta y reflexionar las implicaciones de sus decisiones

  • La teoría jurídica tradicional aborda la pertinencia del ejercicio de los jueces, mas no de los abogados como prestadores de servicios que acercan a la justicia.

  • “El libro [Entre abogados te veas] es un caleidoscopio que ilustra, al gremio, la responsabilidad social que tenemos para alejarnos de la automatización”: Dra. Galilea Cariño.

El Dr. Juan Jesús Garza Onofre ha contribuido a la divulgación descomplicada de la ciencia jurídica, mediante el uso de un lenguaje común, a través de sus redes sociales, explica temas coyunturales. Ideas que, ahora se ven reflejadas en su más reciente libro, Entre abogados te veas. Aproximación multidisciplinar en torno a la abogacía y análisis iusfilosófico sobre su proyección en la teoría del derecho contemporánea.

El escrito reconoce que uno de los principales problemas de los abogados es el enfoque en las reglas, no en las personas que deben verse beneficiadas de ellas. En tiempos de amplias desigualdades donde los juicios son ganados por razones económicas, la clave está en una formación tendiente a habilidades y conocimientos que nutran al ser.

Junto a varias colegas de la IBERO Puebla, Garza Onofre presentó su trabajo editorial como una invitación a reflexionar sobre el ejercicio de la abogacía a través de un uso del lenguaje común en equilibrio con la terminología jurídica y a cambiar las prácticas litigantes hacia acciones resilientes.

Recién egresada del posgrado, la Mtra. Mariam Manchukian García confirmó que la ciencia jurídica ha de asumirse desde la humildad como agente de cambio. “La idea que se tiene de los abogados en la sociedad es difundida por nosotros mismos. Nos gusta saber que tenemos la verdad absoluta o que podemos darle la vuelta al sistema”, reflexionó la profesora de asignatura.

El libro ofrece una sistematización de los conflictos con los que lidia el abogado, como la relación con el cliente y la injerencia que el propio jurista puede tener en los sistemas de justicia restaurativa para impulsar las competencias en inteligencia emocional. Manchukian García recordó que, tal como demuestran los sistemas alternativos, el ejercicio del litigio debe enmarcarse en valores morales.

Debido al rigoroso enfoque científico, el aprendizaje de las leyes es descontextualizado, lo que provoca que los estudiantes memoricen los principios antes de comprender la realidad. “Dejamos de lado que detrás del Derecho hay un modelo económico. No podemos ser abogados que no cuestionen lo que motiva a las leyes”, recalcó la Mtra. Itzel Alejandra Palestina Lozada.

La profesora de la IBERO Puebla destacó la importancia de situar a los teóricos del Derecho en sus respectivas circunstancias para comprender desde dónde evaluaron la realidad y cómo se puede dar respuesta a la inmediatez que demanda el mundo actual.

 

Entre abogados te veas plantea la hipótesis de un mundo en el que desaparezcan los abogados. Ante esta posibilidad, reflexionó, serían los movimientos sociales organizados los que tomarían las riendas de las exigencias, así como otras figuras que pugnen por el derecho a la justicia.

Las referencias culturales sobre la abogacía reflejan una serie de experiencias que, a partir del libro, encuentran algunas posibilidades de institucionalización. Expresiones como “usted es abogado de los buenos, ¿verdad?” invitan a pensar y revalorizar la responsabilidad social, la democratización del Derecho y la construcción desde lo injusto.

La Dra. Galilea Cariño Cepeda, responsable del Programa de Prevención de Violencias de la IBERO Puebla, destacó el abordaje del activismo judicial, donde los juzgadores juegan en los bordes del Derecho o politizan la justicia en aras de cambios sociales. Al mismo tiempo, llamó a revalorizar los espacios de asistencia jurídica gratuita como foros de reflexión sobre la mercantilización de la profesión.

__________________________________________________________________________________________________

Las reglas formales son importantes, pero insuficientes ante una realidad diversa y sumamente compleja. La enseñanza del Derecho debe ser innovadora en la medida en que ofrezca críticas fundamentadas a las lecturas clásica.

__________________________________________________________________________________________________

Como réplica a las evaluaciones de las panelistas, Garza Onofre destacó que el conocimiento pleno del contexto y el mundo es imprescindible para aprender y enseñar Derecho; la ética profesional es necesaria para ello. “Decir si una ley es constitucional o no con base en parámetros establecidos no es complicado; lo difícil es decir no a defender cosas cuando no estamos dispuestos a ello”.

La principal batalla de la disciplina está en el establecimiento de una filosofía que refuerce la formación de abogados moralistas que reflexionen sobre las implicaciones de sus decisiones. Recordó que el sistema jurídico mexicano está conformado por miles de personas que deben sumarse a los cambios a través de la indignación, misma que ha de invitar a la acción guiada por el deseo de entornos mejores.

Las analistas coincidieron en la importancia de revitalizar el papel de las mujeres en la ciencia jurídica y abrazar las resistencias ante las injusticias que se presentan al interior del propio gremio. A su vez, recalcaron la importancia de encontrar colaboraciones con otras disciplinas y recuperar los medios tradicionales de resolución de controversias.

Edición PDF

PDF

 

 

 

 

 

 

Publicidad

Tweets recientes