Menu

Cien toneladas de víveres ha enviado la UPAEP a zona de desastre

Estudiantes de todas las carreras, catedráticos, colaboradores, egresados UPAEP y vecinos del barrio de Santiago y alrededores, sumaron solidariamente esfuerzos, tiempo y energía para recolectar víveres, medicamento y artículos de primera necesidad con la finalidad de apoyar a los damnificados del sismo de 7.1 de magnitud, ocurrido el pasado martes 19 de septiembre y con epicentro en Axochiapan, Morelos.
Desde las 9 de la mañana y hasta las 8 de la noche, la comunidad que fue parte de esta causa, tuvieron como labor recibir las donaciones, agruparlos por tipo de producto, marcarlos como “donativo”, empaquetar, sellar y cargar para finalmente entregar el apoyo en las comunidades más afectadas.
Gracias a las donaciones de los poblanos que confiaron en UPAEP para entregar los productos así como al apoyo de empresas de transporte y a los miembros de la comunidad universitaria que prestaron sus camionetas y automóviles, se lograron entregar hasta el cierre de esta edición, 56 toneladas de víveres, productos de higiene personal y medicamento para atender a comunidades de Puebla y Morelos. Sin olvidar que anteriormente se enviaron 31 toneladas de víveres, agua y artículos de primera necesidad a comunidades de Oaxaca como Juchitán y el Istmo de Tehuantepec.
De las localidades del estado de Puebla la ayuda llegó a Chiautla de Tapia, San Juan Pilcaya, San José El Platanar, Tepexco, Huitzilan de Serdán, Santa Cruz Cuautomatitla, Huaquechula, Morelos Matlala y San Lucas Matlala, Tepapayeca, Atzizihuacán, Tilapa, Atzala, Alpanocan, Contla, Atlimeyaya, Hueyapan, Tochimilco, Epatlán, Tecuaniupan, Cuilotepec, Tenancingo, Huehuetlán el Chico, Ixcamilpa de Guerrero, Atlixco, además de Xochiteapan, comunidad de donde provienen algunos estudiantes del Programa Una Apuesta de Futuro.
En tanto en el estado de Morelos se dio asistencia a Cuautla, Janetetelco, Tetelilla, Tetela del Volcán, Joaquín Camaños, Axoxhiapan, Temoac, Telixtac, Atracahualoya, San Ignacio Achichipico y Cayehuacán.
Así mismo, muchos de los estudiantes tuvieron la oportunidad de ir a las zonas afectadas por el sismo a distribuir la ayuda que se focalizó en el Campus Central, donde experimentaron el valor de la solidaridad y materializaron la misión de la Universidad.

Tal es el caso de Germán Molina Velázquez, estudiante de séptimo de Ingeniería en Diseño Automotriz, y Brenda Pimentel Ramírez, estudiante de quinto semestre de Administración de Instituciones, quienes viajaron a Atzizihuacan y Xochipeopan y además, se organizaron con un grupo de amigos para conseguir el transporte que llevaría los víveres a las comunidades afectadas.
“Una de las principales cosas que nos enseñan aquí en UPAEP es a enfocar nuestras ideas o proyectos en beneficio de los demás, y justo después de que ocurrió el sismo nos pusimos a pensar en qué podíamos ayudar, así que contactamos a nuestros amigos y los hicimos parte de esta causa, no solo el recolectar los víveres, sino llevarlos, con nuestros autos hasta las comunidades en donde se requería el apoyo”, comentó Brenda.

“Es triste ver a la gente muy humilde decir, yo no lo necesito, dáselo a quién realmente lo necesite, eso te eriza la piel, ver que la gente que menos tiene es la que te apoya, que se desprende de lo poco que tiene porque sabe que hay alguien más que la está pasando mal, eso te impacta; incluso ver a un niño de 4 años que en vez de pensar en él, pedía croquetas para su perro(…) México es un país grande y somos muy solidarios, no debemos perder esos valores y amor que esta situación nos ha dejado”, expresó la estudiante.

Otro caso fue el de las becarias de Una Apuesta de Futuro (UAF), Fátima Jocelyn Mariscal Sandoval, estudiante de primer semestre de Ciencias Políticas y Reyna Ayala Aranda de primer semestre de Ingeniería Civil, quienes debido a que una de sus compañeras del programa UAF es de San Francisco Xochiteopan, quisieron ir en apoyo a esta comunidad que también resultó afectada por el sismo.

“Llevo poco más de un mes en UPAEP, soy de primer semestre, pero los profesores y el Ideario de la Universidad siempre resaltan el hecho de ayudar, de ser solidarios. Este es un gran ejemplo de que eso que se dice en palabras realmente se lleva a cabo. Cuando fuimos a Xochiteopan una señora me dijo: gracias, cuando necesiten ayuda espero poder ayudarlos también. Y creo que así será, cuando yo necesite ayuda, alguien estará allí para tenderme la mano”, comentó Fátima.

No comments

Deja un comentario

Edición PDF

PDF

 

 

 

Publicidad

Tweets recientes