Menu

COMPETENCIA DOCENTE

Hace unos días se dio a conocer una  por parte del Secretario de Educación Aurelio Nuño en el marco de la Reforma Educativa que se acabó el monopolio de las escuelas normales en ese sentido haremos los siguientes comentarios se menciona que “a partir del presente año cualquiera que tenga una licenciatura distinta a la docencia podrá concursar por una plaza.

“La educación inicial de los maestros ya no es únicamente responsabilidad de las normales, lo es también, a partir de la reforma, de las universidades. Afirmaba el responsable de la educación en nuestro país. Hoy, cualquiera que tenga un título de licenciatura se puede presentar al examen para ser maestro, y si obtiene el puntaje adecuado, puede ser maestro”, explicó el titular de la SEP.

Por primera vez en 128 años las Escuelas Normales dejarán de ser las únicas instituciones que aportan profesores para la enseñanza básica, pues todos los egresados de las universidades públicas y privadas podrán concursar en este 2016 por una plaza de maestro en las 208 mil escuelas de primaria y secundaria.

“La educación inicial de los maestros ya no es únicamente responsabilidad de las Normales. Lo es también, a partir de la Reforma (Educativa), de las universidades. Hoy ya cualquiera que tenga un título de licenciatura se puede presentar al examen para ser maestro y si obtiene el puntaje adecuado puede ser maestro”.

De acuerdo con la información que tiene la propia Secretaria de Educación Pública (SEP), los antecedentes de las Escuelas Normales como instituciones exclusivas de la formación de los maestros de la enseñanza básica se remonta al año 1887, cuando el magisterio se reconoce  como una carrera, es decir, las escuelas normales se mantuvieron como las únicas formadoras de maestros durante 128 años.

La educación normal fue la principal aliada de José Vasconcelos al decidir hacer obligatoria la educación pública, cuando era el titular de la SEP, bajo el principio de que únicamente mediante la educación se puede ayudar en la superación de un pueblo. Años después, con el presidente Lázaro Cárdenas, el impulso fue hacia las escuelas normales rurales, también con el principio de que sólo la educación puede unificar y sacar de la miseria a los millones de mexicanos marginados.

“Asimismo, no podemos dejar de lado el papel angular que los maestros del país han y seguirán desempeñando en la construcción de mejores oportunidades para las nuevas generaciones, por lo que sus aportaciones y ópticas son fundamentales para que la Reforma Educativa continúe su buena marcha en el territorio nacional. “En ese sentido, consideramos fundamental seguir escuchando a quienes desde distintas disciplinas educativas tengan que aportar, pero de manera muy especial a aquellos que en el día a día conocen las fortalezas y debilidades de nuestra educación”, añadió al respecto Emilio Gamboa.

Con la reforma educativa, cualquier individuo con título de licenciatura, podrá concursar por una plaza docente, aseguró el titular de la SE, Aurelio Nuño Mayer. En ese sentido destacó respecto a la nueva tarea que tienen las universidades, ya que sus egresados tendrán la oportunidad, si así lo desean, de presentar el examen para una plaza de maestro.

“…como saben ahora cualquiera que tenga título de licenciatura que quiera presentarse al examen para ser maestro lo puede hacer, así es que junto con las normales hoy nuestras universidades tienen también un papel muy importante ello”, explicó  el funcionario.

Cabe señalar que en ese mismo tenor se ha posicionado la Consejera Presidente del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), respecto a la apertura de los concursos de oposición a los “profesionales en general” a partir de este año 2016.

Aquí cabe hacer las siguientes observaciones: los profesionales tienen conocimientos, habría que trabajar la parte de la profesionalización docente, es decir reconocer que un universitario puede contar con los conocimientos suficientes sobre un tema, más no así con las técnicas. En este tema, reconocieron que tangencialmente un universitario egresado de las mejores universidades de México podría verse en la necesidad de dar cátedra más como una forma de supervivencia que por la vocación docente.

.

Nos leemos la próxima semana y recuerden “Si transformar la realidad educativa del país es una utopía lo único cierto es que es realmente posible”.

 

 

*Dr. en Educación. Profesor-Investigador de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla.

 

No comments

Deja un comentario

Edición PDF

PDF

 

 

 

Publicidad

Tweets recientes