Menu

Educación intercultural debe apostar por la justicia social: Gunther Dietz

 

 

No hay recetas para ofrecer una educación intercultural. La fuerza de la innovación educativa se encuentra en los contextos y sujetos en permanente movimiento. Cada institución debe encontrar las herramientas que propicien la experiencia universitaria desde la diversidad. En el caso de la IBERO Puebla, esa aproximación se traduce en el Programa Intercultural de Vida Universitaria Pedro Arrupe, SJ dirigido a jóvenes de comunidades indígenas y rurales.

 

Para el Dr. Gunther Dietz, resulta fundamental construir proyectos integrales a partir de la distinción de conceptos. Mientras que la multiculturalidad intenta hacer una fotografía de la diversidad tal como existe en un espacio concreto, la interculturalidad identifica la convivencia en la diversidad etnolingüística. La primera reconoce la diferencia; la segunda la abraza.

 

Popular en América Latina.

La interculturalidad ha sido utilizada como una forma de empaquetar toda la diversidad humana. No obstante, investigaciones recientes señalan las diferentes concatenaciones de diversidad que pueden darse al interior de un mismo grupo, muchas veces en cuestiones que van más allá de la cultura. Esta “diversidad de diversidades”, indicó el antropólogo, han sido históricamente impulsadas por movimientos sociales.

 

La noción de diversidad aplicada en la escuela ha vivido tres etapas. Inicialmente se le concibió como un problema para las intenciones de homogeneización de las sociedades a través de una educación hegemónica. Posteriormente, las luchas sociales permitieron un cambio de paradigma hacia la diversidad como derecho colectivo. El caminar actual persigue la implementación pedagógica de la diferencia.

 

El programa Arrupe ha transitado de una beca estudiantil a una experiencia universitaria integral. Para abonar a esta transformación, el Dr. Dietz recomendó nunca aplicar criterios de autenticidad frente a las expresiones de identidad. “Nadie tiene una sola identidad. La interseccionalidad nos muestra que no solo te discriminan de forma racista, también clasista, sexista…”. Por tanto, hablar de “estudiantes indígenas” reduce la comprensión de las historias de vida a un simple censo.

 

Edición PDF

PDF

 

 

 

Publicidad

Tweets recientes