Menu

Estudio del feminismo en la BUAP, referente histórico para la investigación

 

  •  En la Universidad se creó el primer taller en materia de estudios de género

El feminismo ha sido un tema recurrente en la BUAP desde hace casi 50 años, desde una perspectiva académica. De acuerdo con la Cronología de los Estudios de la Mujer, de Género y Feminismo en México, fue en 1980 cuando el Colegio de Antropología Social de esta Universidad propuso el primer Taller de Antropología de la Mujer.

Este taller, dirigido por la entonces académica Marcela Lagarde, se convirtió en un espacio en el que coincidieron estudiantes de Antropología, pero también investigadoras de diversa procedencia, con intereses que las encaminaban a lugares de encuentro para el estudio del feminismo.

Tres años después de la creación de este taller, el Colegio de Antropología Social abrió el área de estudio “Sexualidad y Cultura”, el primer espacio académico con valor curricular en materia de estudios de género y feminismo en las universidades públicas mexicanas del que se tiene registro.

En 1986, Marcela Lagarde dejó la BUAP y el área quedó a cargo de las investigadoras María Eugenia D’Aubeterre y Antonella Fagetti, quienes en 1992 cambian su adscripción al Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades.

Cabe recordar que fue también en la década de los 80 cuando se manifestaron las mujeres inmersas en las ciencias naturales y exactas, quienes demandaron una participación equitativa en el desarrollo de la ciencia y la tecnología mexicana, y fue gracias a esto que se presentaron programas y propuestas para estimular el desarrollo de las mujeres en estas actividades.

La BUAP y su primer Centro de Estudios de Género

En la BUAP se formalizó todavía más el interés académico por el tema de género, lo que provocó que en 1994 se creara el Seminario de Estudios de Género. Un año después, en 1995, la Facultad de Filosofía y Letras fundó su primer Centro de Investigación y Estudios de la Mujer, una estrategia que se enmarcó en los acuerdos suscritos por México a raíz de la IV Conferencia Internacional de la Mujer, realizada en Beijing de ese mismo año.

El Centro de Investigación y Estudios de la Mujer se convirtió en un espacio que dio continuidad al estudio y análisis de diversas líneas de investigación con perspectiva de género, entre las que destacaron las masculinidades, pero con un enfoque poco estudiado.

Publicidad

Tweets recientes