Menu

Investigadores de la BUAP abren líneas de investigación para producir biocombustibles

+ Reducen de horas a segundos procesos químicos

Su metodología les permitió a los investigadores Jesús Sandoval Ramírez y Manuel Sánchez Cantú crear un biocombustible, además de emplearla en sintetizar compuestos para el crecimiento vegetal y en la generación de sustancias anticancerígenas selectivas

En la BUAP el trabajo en conjunto representa una oportunidad para generar metodologías y tecnología que aportan a nuevas líneas de investigación; este es el caso de los doctores Jesús Sandoval Ramírez, de la Facultad de Ciencias Químicas, y Manuel Sánchez Cantú, de la Facultad de Ingeniería Química, quienes desarrollaron un método eficaz y económico para producir biocombustible, que además posibilitó otras aplicaciones en agronomía y medicina.

El doctor Sandoval reconoció que a nivel mundial existe una gran cantidad de investigaciones destacadas que abordan el tema de la generación de biocombustibles; sin embargo, su trabajo se distingue por generar una metodología sencilla y efectiva que logra reducir considerablemente el tiempo de producción y por lo tanto la cantidad de energía empleada.

Sandoval Ramírez explicó que es común que los procesos de producción de biocombustible duren de 10 a 48 horas, lo que implica el uso de grandes cantidades de energía para llevar a cabo el calentamiento de las sustancias; en cambio, con su método la reacción se realiza solo en segundos y con un rendimiento muy atractivo.

“El catalizador que utilizamos es el mismo que emplean muchos investigadores, el hidróxido de sodio, las cantidades empleadas son muy pequeñas y tampoco usamos temperaturas elevadas, entonces ¿cuál es la parte medular de esta metodología? Simplemente estudiamos la reacción y observamos cuáles son los parámetros que están involucrados en la conversión. Concluimos que la reacción se puede acelerar al modificar el parámetro de entropía”.

La entalpía y entropía son dos indicadores que siempre deben analizarse en todas las reacciones; en este caso la entalpía no se modificó, pero sí la segunda. Lo que hicieron fue provocar un sistema caótico para incrementar el valor de la entropía y así reducir horas de trabajo a segundos.

 

“El movimiento caótico en líquidos puede llevar a cabo la creación de micro o nanogotas mediante el empleo de ultramezcladores con cizallamiento. Esto también implica un adelanto tecnológico porque lo usual es utilizar agitadores magnéticos o mecánicos que no sobrepasan las 2000 rpm (revoluciones por minuto)”.

Sandoval Ramírez mencionó también que en los experimentos realizados, sus alumnos siempre han tenido un papel importante, destacando las aportaciones de las doctoras Jazmín Ciciolil Hilario Martínez y Reyna Zeferino Díaz, quienes se formaron en su laboratorio.

No comments

Deja un comentario

Publicidad

Tweets recientes