La sociedad civil debe separarse de los discursos radicales y de confrontación – La Opinión Universitaria La Opinión Universitaria
Menu

La sociedad civil debe separarse de los discursos radicales y de confrontación

 

 

Todos los ciudadanos deberían y deben estar conscientes de toda la problemática por la que atraviesa el país, con el clima de inseguridad, con el clima de violencia y el atropello a la integridad y a la vida y propiedades de todas las personas, que, en conjunto, representa uno de los principales problemas que tiene México en estos momentos.

 

La inseguridad pública no sólo tiene como origen los altos índices de impunidad y la corrupción galopante, si no también está presente esta inseguridad vinculada con la violencia que se vive de manera cotidiana en todas las comunidades en el país, han hecho que muchos actores hagan conciencia y hagan un llamado en la necesidad de construir una cultura de la Paz, manifestó Juan Carlos Espina Von Roehrich, catedrático de la Facultad de Ciencia Política y Gobierno de la UPAEP.

 

“La Paz, más allá de la ausencia de violencia, es una realidad que debe construirse, trabajar en ella. En las últimas semanas se han registrado acontecimientos que han invitado a los ciudadanos a despertar frente a los acontecimientos tan lamentables que se han presentado, como el asesinato de los sacerdotes Jesuitas en Chihuahua; la desaparición de personas; feminicidios; matanzas y la cada vez mayor crueldad y saña que se ven en estos actos, han provocado que algunos actores sociales comiencen a hablar de la necesidad de construir la Paz”, afirmó Juan Carlos Espina.

 

Refirió que entre estos actores sociales encontramos a la Conferencia del Episcopado Mexicano, representante de la iglesia católica, así como otras iglesias están participando en este llamado cada vez más generalizado para volvernos todos constructores de la Paz, porque esta no llegará con sólo eliminar la impunidad o la corrupción, o conforme se vayan profesionalizando los cuerpos policíacos, hay una raíz más profunda de esta violencia; y es que la violencia, la falta de respeto al otro, la falta de respeto a la ley, va surgiendo desde el entorno más cercano al ser humano, desde la familia, desde las comunidades, desde los barrios y es ahí en donde desde el fondo, se tiene que comenzar a trabajar.

 

Enfatizó que en la UPAEP se ha asumido ese reto, ese llamado a toda la comunidad universitaria de convertirse en constructores de la Paz.

 

Espina Von Roehrich dijo que hay un rol que jugar desde la sociedad civil, organismos empresariales, sindicatos, cuerpos intermedios, instituciones educativas, tienen que jugar un papel importante como constructores de la Paz.

 

Asimismo, expresó que también debe haber una responsabilidad de los actores políticos, particularmente los partidos y las diferentes órdenes de gobierno deben estar también responsabilizadas como constructores de la Paz.

 

 

 

 

Tweets recientes