Menu

MI OPINIÓN FINANCIERA DE HOY    

 

ARMANDO VALERDI

avalerdir@hotmail.com

Con el gusto de saludarlos nuevamente y sin duda con mucho que comentar de acuerdo con los acontecimientos sobresalientes que se presentaron en materia económica-financiera en el mes que acaba de terminar, y en donde los mercados financieros mostraron síntomas de alerta, (¿o de agotamiento?) lo que ha puesto muy nerviosos a los inversores y analistas.

A que me refiero, de entrada veamos dos aspectos que sobresalen en este momento, el tercer aspecto lo abordare en la siguiente opinión financiera.

Veamos, en primer lugar uno de los acontecimientos que destacaron en la caída de las bolsas a nivel global el miércoles 14 del mes pasado, y en donde la mayoría de los analistas coinciden que se debió a que uno de los principales indicadores de confianza del rumbo de la economía que se utilizan para poder prevenir riesgos futuros a nivel global, la curva de rendimiento de bonos del Tesoro de Estados Unidos, mostro una curva invertida.

A que me refiero, a que durante la primera quincena de agosto este indicador se perfilo como la más plana en 12 años, lo que sugiere una mayor ansiedad del mercado por el estado de la economía, en medio de la preocupación por la guerra comercial y la tensión política en el mundo.

¿Por qué se habla de una curva invertida?, esto se debe a que se ha podido observar es que el diferencial entre los rendimientos de los bonos estadounidenses a 2 y 10 años, están mostrando una disminución a 0.6 puntos base, el menor desde junio del 2007, según datos de Refinitiv.

La preocupación se debe a que la última vez que se invirtió la curva de rendimiento fue en junio de 2007, en medio de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en Estados Unidos. No obstante, para los analistas una inversión de la curva no es una señal convincente de recesión, y bueno como es costumbre en estos casos, hay diferentes opiniones a las que es conveniente tomar en cuenta para crear nuestros propios escenarios personales, sobre todo en lo que puede ser un cambio de rumbo muy drástico en la economía mundial.

No se nos debe olvidar que cuando en el mercado se pagan más intereses por la deuda a corto plazo que a largo plazo, los nervios se desatan, y por lo mismo se produce un nerviosismo provocado por la curva invertida que están mostrando los rendimientos de los bonos de Estados Unidos.

Pero veamos que significa exactamente que la curva de tipos de Estados Unidos se haya invertido, y es que cuando en el mercado de bonos, los inversores compran deuda de los países y exigen a cambio una compensación, que es mayor cuanto más riesgo corre su dinero, y si la curva de tipos se invierte, quiere decir que se produce la anomalía de que, en el mercado secundario, se pagan mayores intereses por comprar la deuda a corto plazo que por adquirirla a largo plazo. Los inversores ven más riesgo cuando el vencimiento es dentro de poco tiempo que si es dentro de diez años.

Y eso puede ser un signo de nubarrones en la economía, y crea expectativas que indican que los inversores consideran ya más arriesgado lo que pueda ocurrir a su dinero en un periodo cercano de tiempo que a largo plazo. En el caso de Estados Unidos, el diferencial ha seguido aumentando, se paga más a quienes apuestan por la deuda a dos años que a aquellos que lo hacen por un periodo de diez años.

Los analistas tienen presente que cuando se cruzan los intereses a corto y largo plazo de los bonos, tradicionalmente lo que anuncia son malos tiempos para la economía, debido a que ya se tiene como antecedente que en otras ocasiones ha servido como indicador para presagiar una recesión, porque tras producirse la inversión de las curvas de tipos, normalmente ha llegado la crisis a Estados Unidos.

Esta situación se presento justo antes de que estallara la Gran Recesión de 2007, y esto es lo que tiene preocupados a casi todos los analistas de Estados Unidos.

Hasta el momento no se puede dar como una señal inequívoca de que una recesión llegue, pero si indica que existe desconfianza entre los inversores por lo que pueda llegar a corto plazo, un poco más del 70% de los analistas pronostican la llegada de una recesión en el 2021 y un poco más del 20% la calculan para el año entrante.

En segundo termino lo que se puede observar son signos de que la economía se agota, aunque los indicadores de Estados Unidos (el crecimiento del PIB y el bajo desempleo) sean robustos. Hay analistas que ya han vaticinado que en 36 meses, llegará la recesión a Estados Unidos. Sin embargo, algunos economistas insisten en que este indicador ha perdido validez a la hora de anunciar cambios de tendencia en la economía. En parte, porque los mercados y la economía viven desde hace años instalados en la excepcionalidad, apuntalados a base de políticas de estímulo de los bancos centrales.

Sin duda no se puede ver con claridad lo que está pasando en esta transición debido por ejemplo; en la zona euro, las medidas extraordinarias tomadas por el Banco Central Europeo y la compra masiva de deuda en los mercados, han trastocado la cotización habitual de bonos y las primas de riesgo. En Estados Unidos, la Reserva Federal había comenzado a subir los tipos y estaba a punto de eliminar los últimos resquicios de la era de los estímulos que inauguró en 2008, pero ha terminado por volver a bajar levemente el precio del dinero, pese a que la economía muestra señales de ser muy robusta, una decisión poco habitual.

El otro aspecto que se está viendo además de lo ya comentado, es que en Europa se comienzan a dar signos preocupantes como los malos datos económicos que presentó Alemania (su PIB baja el 0,1% en el segundo semestre),o bien lo que está mostrando la economía China que no es nada alentador.

Como podemos ver hay signos importantes que nos está mostrando la economía global a los que hay que analizar con profundidad y tomando en cuenta la información que se vaya presentando, para poder tener la posibilidad de preparar nuestras finanzas para los nuevos tiempos.

 

Gracias

No comments

Deja un comentario

Publicidad

Tweets recientes