Menu

MI OPINIÓN FINANCIERA

ARMANDO VALERDI

avalerdir@hotmail.com

Hola feliz inicio de semana, y bueno dando seguimiento a los signos de alerta que está enviando la economía global, y que en el comentario anterior me réferi a dos de ellos que se muestran más visibles en el corto plazo, hoy comentare con ustedes un tercer aspecto que considero más estratégico, importante y profundo que puede explicar el porqué de los dos aspectos comentados anteriormente, y lo que puede estar avisando es de la posibilidad de un cambio drástico y disruptivo en la economía global, situación que dentro de la historia de la economía y sobre todo el capitalismo ya ha sucedido en épocas anteriores, pero lo importante es que ahora nos toca nuevamente abordar algo que no se ha visto en el mundo económico-financiero, en el mundo del dinero.

Durante la primera quincena del mes pasado hubo un comentario que sobresalió a otros, el de Greg Ip publicado en el Wall Street Journal, y en donde menciona que el orden global se desmorona y crece el riesgo de recesión, que las ondas de choque de la desglobalización se están presentando cada vez más seguidas e impactantes alrededor del mundo, vemos como los conflictos comerciales y el nacionalismo populista han hundido a los indicadores económicos y del mercado.

Greg Ip, advierte que cuando se vienen abajo las suposiciones sobre cómo funciona el mundo, a menudo el resultado es una recesión global. Por lo que al respecto hace remembranza de algunos hechos históricos sobresalientes de la economía global, y recuerda que el mundo se enteró a principios de los 70 que la era del petróleo barato había terminado, que a principios de los 80 los países podían declararse en moratoria y hace una década que las hipotecas estadounidenses y los bancos globales no son libres de peligro. Para Greg hoy, se está dando un replanteamiento similar de la globalización.

El nacionalismo y el populismo llegaron a los encabezados en el 2016 cuando los británicos votaron a favor de dejar la Unión Europea y Donald Trump fue electo Presidente de Estados Unidos. Resalta, que en un principio, fue visto como una reacción negativa contra la indiferencia de las élites tecnócratas a la ansiedad cultural y económica generada por la globalización, el libre comercio y la inmigración descontrolada. No obstante cada vez queda más claro que los nacionalistas no están simplemente corrigiendo los excesos de los globalistas; se proponen suplantarlos por completo, situación que puede provocar una gran disrupción en el mundo económico y financiero global.

Greg, menciona además del Brexit, las elecciones en Estados Unidos y Argentina, toca temas de posibles enfrentamientos entre Japón y Corea del Sur, además de que los inversionistas creen que los bancos centrales –el último bastión de la élite tecnócrata y globalizada– pueden usar su munición limitada para mantener a raya una recesión. No obstante, los bancos centrales podrían ser arrastrados a la riña competitiva.

En su comentario señala hechos como el ejemplo más reciente de Foreign Affairs, los economistas comerciales Chad Bown y Douglas Irwin señalan que el uso de la seguridad nacional por parte de Trump para justificar aranceles y cuotas al acero, el aluminio y las importaciones automotrices rompió con 75 años de práctica estadounidense.

La política estadounidense ha cambiado en la forma de ejercer el poder, y si antes intentaba unir, sin duda anteponiendo sus intereses, hoy sus acciones son de polarización y conflicto, en un momento en que los liderazgos son para unir y buscar soluciones conjuntas, bueno en el ámbito del poder eso parece un sueño, no obstante hoy para que las condiciones de transición y aterrizaje económico y social no sea disruptivo ese sueño es necesario se haga realidad.

Como bien menciona Greg, la globalización ha sufrido reveses temporales en décadas pasadas, pero cuidado, esta vez se siente diferente.

Sin duda el comentario de Greg, es interesante y debemos tenerlo en cuenta en un momento en que la humanidad se ve aturdida y su actuar emocional no le permite ver la realidad que ella misma ha creado y que es aprovechado por grupos e individuos “iluminados” que solo buscan el poder para sus fines personales o de grupo, claro que eso no es nuevo, es parte de lo que ha acontecido por años en forma de relatos que han adormecido y engañado a las poblaciones con propuestas como el Fascismo, el Nazismo, el Comunismo o el llamado Capitalismo Neoliberal, todas estas corrientes filosóficas-económicas han demostrado que para el mundo de hoy y sobre todo del futuro están rebasadas y la humanidad está en espera en lo que Zygmunt Bauman llama Retrotopía.

Recordemos que si el mundo económico-financiero cambia, también cambiara nuevamente la naturaleza del dinero, por lo que debemos tener muy presente que todo seguirá mostrando una nueva forma de hacer las cosas, una nueva forma de vivir.

 

Gracias

 

 

No comments

Deja un comentario

Publicidad

Tweets recientes