Menu

Políticas de las diferencias

Por: Angulo Torres Melchisedech Daniel

Las guerras en el futuro no serán ni por los energéticos ni por el agua sino por los alimentos

Un fantasma recorre la comunidad universitaria, el debate de si el petróleo es de los mexicanos o no. Mucho se ha hablado de la explotación de los recursos naturales que Estados Unidos pretende realizar en México, pero pocas han sido las soluciones y/o alternativas. Lo cierto es que el imperio norteamericano es a Latinoamérica lo que la ex unión europea es a África en términos de saqueo de las materias primas.

Un reflejo claro serían las mineras canadienses que hay en la sierra norte de Puebla, vale decir que más allá de que hayan ya extraído más oro del que se saqueó durante el periodo de la colonización, esta suerte de neo colonización ha provocado daños irreversibles en el ecosistema, al perforar la tierra a tal magnitud, y al gastar agua de una manera exorbitante, por poner un ejemplo.

Las consecuencias son catastróficas y se quiere justificar este tipo de acciones con mecanismos de distracción: decir que hay que resignarse a los temblores porque vivimos en una zona sísmica, equivale a querer tapar el sol con un dedo. Algo que en verdad no se puede evitar es la actividad del volcán Popocatépetl, pero no es para alarmar a la ciudadanía y proliferar la paranoia en ella, si se considera que dicho nombre significa montaña que humea.

Las tres principales fuentes de ingreso en el estado de Puebla provienen del narcotráfico, de la industria automotriz y del sector turístico, en ese orden, ahora bien, a partir del sexenio de Felipe Calderón, ocurrió una recomposición de la delincuencia organizada con la fallida guerra contra el narco, lo cual desplazó naturalmente a la clase política haciéndola depender de los hidrocarburos hasta la fecha, si salen a la venta los autos eléctricos PEMEX quebraría.

En la cuestión del agua también hay gato encerrado. Se dice que cuesta más su embotellamiento que el propio elemento vital, también se menciona que somos de los pocos

lugares donde se realizan esos métodos para su comercialización. Para empezar, en términos macroeconómicos el agua es un bien elástico, ello se explica por el ciclo del agua, lo cual quiere decir que nunca se va a acabar, por lo que se le pone mayor atención a las plantas petroquímicas que a las desalinizadoras. El agua es un derecho humano.

A medida que han ocurrido progresivos desplazamientos de la mancha urbana en la entidad se ha dejado de lado la producción del campo, y lo podemos ver en los espacios que están siendo ocupados por capitalistas y desocupados por los campesinos. Los precios de las tierras hacia donde se está desplazando la urbanización han aumentado con la intención de que se vendan a un precio mucho mayor.

Por último, cabe mencionar que las carreras más lucrativas ya no van a ser las ingenierías en mecánica automotriz, sino las ingenierías en alimentos. En un futuro no muy lejano los sectores que produzcan alimentos serán los mejores pagados.

Habría que preguntarse si es verdad que la constitución es un libro escrito por muertos para gente que ya está muerta, y que, si en realidad no se necesita una nueva constitución, sino un nuevo pacto social para poner en su lugar a empresarios, políticos y hasta académicos. MD

No comments

Deja un comentario

Publicidad

Tweets recientes