Menu

Universitarios reflexionan sobre interculturalidad a través de las pantallas

 

A casi dos años del inicio de la era COVID, viajar se ha convertido en una actividad azarosa a la que cada quién responde acorde a sus posibilidades. Las universidades que estaban acostumbradas a brindar experiencias interculturales han tirado de la virtualidad para contrarrestar la zozobra coronavírica. Aquellas que ya estaban habituadas a la telecolaboración han salido mejor paradas.

Las instituciones educativas confiadas a la Compañía de Jesús en América Latina (AUSJAL) y Estados Unidos han hecho del intercambio virtual una oferta valiosa para conseguir objetivos comunes. Desde hace 10 años, el Programa Inmersión Dual Virtual ha implementado modelos educativos centrados en la mejora de las competencias lingüísticas para “ver el mundo desde diferentes lentes”.

Para lograrlo, AUSJAL ha implementado una metodología basada en la activación, interacción y reflexión (AIR) del alumnado durante las sesiones de clase: son los estudiantes quienes proponen los temas que desean abordar en las sesiones, toman notas durante las exposiciones y entregan reflexiones sobre lo aprendido.

Durante un evento virtual, Óscar Nájera, coordinador de Telecolaboración Interuniversitaria para AUSJAL, explicó que los resultados de este proceso permiten medir el nivel de las competencias en el manejo de lenguas extranjeras desde una perspectiva intercultural colaborativa y sensible.

Los docentes han sido protagonistas del perfeccionamiento del modelo AIR durante la pandemia. En una de sus clases, la profesora Diane Ceo-Difrancesco les pidió a estudiantes de Cincinnati y Guatemala que ilustraran gráficamente cómo han cambiado sus hábitos alimenticios durante la pandemia. Tras una sesión de intercambio en parejas, los participantes constataron la pluralidad de realidades que trascienden a los estereotipos de cada región.

Para fomentar esta interacción, el profesorado plantea las sesiones con base en el modelo pedagógico ignaciano, el cual busca que los estudiantes se sitúen en la realidad propia y de los demás para comprenderla y transformarla. La pandemia es un escenario propicio para ello, pues permite observar cómo un fenómeno que aqueja a toda la humanidad se expresa de distintas maneras.

Durante una clase de la maestra Xóchitl León, estudiantes de Mercadotecnia y Negocios de la IBERO Torreón y de la PUJ de Cali realizaron un ejercicio comparativo sobre cómo se comercializan los alimentos en sus respectivos países; los hallazgos fueron expuestos a través de tiktoks. Con ello, se buscó que desarrollaran competencias comunicativas con miras a un ejercicio profesional internacional, pues las sesiones se desarrollaron 100% en inglés.

Como estudiante y posteriormente como guía, Diego Balanta de la PUJ de Cali ha experimentado favorablemente la ruptura del prejuicio hacia la comunicación en otro idioma. “Es increíble ver a los estudiantes en el inicio. La recomendación que siempre les doy es: recuerden que [todos] son personas”. La experiencia, dijo en la videoconferencia, se enriquece de que todo el grupo hable una lengua extranjera.

 

 

Edición PDF

PDF

 

 

 

 

 

 

Publicidad

Tweets recientes