Menu

Aun con la llegada de la vacuna contra la COVID-19, la gente no debe bajar la guardia

-Se debe continuar con los protocolos de la sana distancia, uso del cubrebocas y gel con alcohol, pero sobre todo, que las personas eviten reunirse durante las fiestas decembrinas.

Con la entrada de las fiestas decembrinas, las personas no pueden bajar la guardia y deben continuar con los protocolos de seguridad sanitaria, incluso si tienen pensado reunirse con sus familiares.

Todavía no es el momento adecuado para que las personas puedan reunirse para festejar las fiestas decembrinas y de año nuevo, porque continúan de manera significativa los contagios de COVID-19 en México y el mundo, externó Rocío Baños Lara, catedrática de la Facultad de Biotecnología de la UPAEP.

Con respecto a la aplicación de la vacuna en la población mexicana, señaló que la contingencia no va a terminar con la llegada de las vacunas que estén disponibles, porque agregó, “todas las dosis que se necesitan para vacunar a toda la población, no están de un día para otro; además de que una vez que se cuente con dichas dosis, se tendrá que proceder a aplicarlas entre los diferentes grupos de población de acuerdo al programa que ya estableció el Gobierno Federal”.

Y  se debe tener presente que en ese periodo de tiempo, van a estar conviviendo personas que ya recibieron la vacuna con la gente que todavía no la tiene, esto, dará paso a una situación en donde el escenario registrará a personas con diferentes características de inmunidad; la gente tendrá que seguir cuidándose para evitar contagiarse de COVID-19, por lo que reiteró la importancia de seguir con los protocolos de protección sanitaria ante la pandemia.

En esta Navidad aun con la pandemia sanitaria, la gente buscará reunirse con sus seres queridos, pero, advirtió que las personas deben ser muy conscientes de que se deben cuidar y cuidar a los demás, sobre todo si pretenden acercarse a sus familiares y que son adultos mayores, utilizar el cubrebocas para evitar contagiarlos.

Asimismo, dijo que es importante que las personas que tienen que salir a la calle, lleven su equipo de protección, principalmente, el uso correcto de cubrebocas y protección ocular, lavado de manos frecuente o uso de alcohol gel, evitar tocar ojos nariz y boca, obedecer el estornudo de etiqueta sanitaria, evitar los lugares concurridos y permanecer en casa si hay signos o síntomas de enfermedad.

Ante este panorama, Rocío Baños compartió la siguiente información con respecto a la programación y avances que se tienen con respecto a las vacunas y de cómo se van a aplicar en los diferentes grupos de la población.

Vacunas contra el SARS-CoV-2 con aprobación de emergencia:

¿Quiénes y cuándo se aplicarán?

Ma. del Rocío Baños-Lara

Datos actualizados al 9 de diciembre del 2020 con respecto a los caso de COVID-19 en México y el mundo:

Casos en el mundo 68,225,313 [1].

Decesos en el mundo 1,556,822 [1].

Casos confirmados acumulados en México 1,193,255 [2].

Casos activos en México 54,131 [2].

Decesos en México 110,874 [2].

El 8 de diciembre se anunció la política nacional de vacunación contra el SARS-Co-V-2, para prevenir la COVID-19. El plan contempla la vacunación para toda la población mexicana en 5 etapas. Estas se describen en el cuadro a continuación [3].

Etapa Fecha Población Vacuna
1 Diciembre 2020 – febrero 2021 Personal de salud de primera línea de control de la COVID-19

 

Pfizer BioNTech
2 Febrero – abril 2021

 

Personal de salud restante y personas de 60 y más años.

 

Todas las disponibles
3 Abril – mayo 2021

 

Personas de 50 a 59 años

 

Todas las disponibles
4 Mayo – junio 2021

 

Personas de 40 a 49 años

 

Todas las disponibles
5 Junio 2021 – marzo 2022

 

Resto de la población

 

Todas las disponibles

Tomado de  [3]

La vacuna de Pfizer, está hecha del material genético del virus (ARN) que produce la proteína S del SARS-COV-2, y que está contenido en nanopartículas; éstas son estructuras que facilitan su ingreso a las células, entre otras, a las que ayudan a montar la respuesta inmunitaria. Los ensayos clínicos fase 3 de esta vacuna están en proceso, y todavía no hay reportes científicos de resultados preliminares; sin embargo, esta vacuna ya obtuvo la aprobación del Reino Unido para la aplicación de emergencia [4], y ayer (8 de diciembre) se aplicaron ya las primeras dosis en aquel país [5]. La Food and Drug administration of the United States of America (FDA), está evaluando la aplicación de esta vacuna y dará a conocer la resolución el 10 de diciembre; de igual forma en México, la Comisión Federal para la Prevención de Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), está evaluando la evidencia científica brindada por la farmacéutica en cuanto a la seguridad y la capacidad de inducir respuesta inmunitaria. Según lo anunciado, se dará a conocer la resolución de autorización de esta vacuna en los próximos días [3].

Entre la evidencia científica que Pfizer entregó a la FDA, destaca que la vacuna se aplicó en 44,000 individuos, menores de 16 años, de los Estados Unidos de América, Argentina, Brasil, Alemania, África y Turquía. La vacuna se aplicó vía intramuscular, en dos dosis con 21 días de diferencia.

La farmacéutica afirma que la vacuna resultó eficaz en prevenir la COVID-19 en un 95% de los individuos que la recibieron. La vacuna resultó igualmente eficaz entre los diferentes rangos de edad, género, grupos raciales y grupos con diferentes comorbilidades. Las reacciones adversas esperadas, más frecuentemente reportadas han sido: reacciones en el sitio de inyección (84%), fatiga (63%), dolor de cabeza 55%), dolor muscular (38%), escalofríos (32%), dolor articular (24%), y fiebre (14%).

Los efectos adversos más severos ocurrieron hasta en el 4% de los individuos, siendo la linfadenopatía (inflamación de los nódulos linfáticos) más frecuente entre los que recibieron la vacuna comparado con los que recibieron solo el placebo. Adicionalmente, se presentaron en total cuatro casos de parálisis de Bell (parálisis facial temporal), solo en los individuos que recibieron la vacuna; a este respecto, la farmacéutica expone que este número de casos es similar al que puede ocurrir naturalmente en una población y que no hay evidencia suficiente para relacionarlo con la vacuna [6].

Los estudios clínicos de fase 3 de esta vacuna siguen avanzando, por lo que aún hay aspectos que no se conocen o que se conocen vagamente, por ejemplo, la seguridad de la vacuna en menores de 16 años, en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, y en pacientes inmunocomprometidos. En breve, el beneficio que esta vacuna aporta a la mayoría de la población es mayor comparado con los riesgos de su aplicación, por lo que es necesario que la población mayor de 16 años acuda a la aplicación de la vacuna cuando sea llamada [6].

Aparte de esta vacuna, existen 52 desarrollos vacunales en fase de evaluación clínica, y 13 de ellos están en fase 3, de modo que la esperanza de vacuna contra el SARS-CoV-2, para México y para todo el mundo se hace mayor [7].

Este hecho nos tranquiliza, pero no debemos bajar la guardia, mientras las vacunas consiguen aprobación de emergencia, y llegan a toda la población mexicana, debemos seguir ejecutando las medidas para evitar el contagio de COVID-19; entre ellas están: uso correcto de cubrebocas y protección ocular, lavado de manos frecuente o uso de alcohol gel, evitar tocar ojos nariz y boca, obedecer el estornudo de etiqueta sanitaria, evitar los lugares concurridos y permanecer en casa si hay signos o síntomas de enfermedad.

  • Tweets recientes