Débil crecimiento económico e inflación, lastres del bienestar familiar – La Opinión Universitaria La Opinión Universitaria
Menu

Débil crecimiento económico e inflación, lastres del bienestar familiar

No debemos dejar de lado, estos tres aspectos claves de la economía, el mercado laboral, la inversión y el consumo. Y las expectativas que se tienen en este momento son, un frágil crecimiento del PIB en lo que resta del año, que oscilará en el 1.5%; una inflación alta que en conjunto darán paso a una mayor pobreza en el país y para el estado de Puebla.

El escenario económico global sigue siendo difícil y se está observando una desaceleración en las principales economías del mundo, como es el caso de los Estados Unidos en donde su PIB para el cierre de año, se estima en un 2.5%, que representa una reducción sustancial; China también redujo su PIB a 4.3% que de manera significativa afectan a las demás economías del mundo, afirmó Marcos Gutiérrez Barrón, catedrático de la Facultad de Economía de la UPAEP.

Dijo que cuando estas dos economías -Estados Unidos y China- bajan su crecimiento del producto interno bruto afecta a toda la economía mundial porque ambas economías representan el 42% del PIB mundial.

De igual forma comentó que el Banco Mundial redujo el crecimiento del producto interno mundial a sólo 2.9%, primera característica del escenario global en el ámbito económico que se está viviendo; una segunda característica es que se sigue registrando una inflación alta y que se va a mantener en lo que resta del año.

Apuntó que una tercera característica que están impactando en las economías del mundo es que se habla de los riesgos de una recesión económica principalmente en los países europeos, porque con el conflicto bélico entre Ucrania y Rusia, se están afectando los precios de la energía y de los granos. Y una última característica negativa para la reactivación económica son los repuntes de contagios de Covid-19 que se han presentado en algunos países.

Marcos Gutiérrez refirió que en el caso de México, para la primera quincena de mayo de este año, el Índice de Precios al Consumidor, señala que la inflación general anual se estableció en 7.58%, ligeramente inferior a lo que fue el periodo anterior.

Abundó que se pudo observar un aumento en el sector de los servicios de 4.76%, las mercancías 9.45% y los alimentos que han impactado de manera significativa a las familias en su economía, en un 11.23%, que ha venido a modificar el bienestar de las familias.

Con respecto a Puebla, manifestó que la inflación en la primera quincena de mayo fue de 7.18% ligeramente inferior a la media nacional y en Izúcar de Matamoros, la inflación fue mayor, 7.44%, ambas menores a la media nacional, pero siguen siendo inflaciones altas.

Gutiérrez Barrón advirtió que la inflación seguirá alta en lo que resta del 2022 y es probable que se cierre el año con una inflación cercana al 6.5 o 7%, que estará muy por encima de las estimaciones que en un inicio anunció el Banco de México, que sería de un 3%.

Explicó que con respecto al mercado laboral, que es una de las variables importantes que hablan de la fortaleza de una economía; señalan que con base a la Encuestas Nacional de Ocupación y Empleo del INEGI correspondiente al mes de abril del 2022, muestran una enorme fragilidad.

Dijo que la población desocupada fue de 1.8 millones y la Tasa de desocupación fue de 3% en relación a la población económicamente activa; pero, lo importante de esta información son los ingresos que tienen los trabajadores, que muestran la fragilidad del mercado laboral, los trabajadores que ganan un salario mínimo, representan el 33.8% de la población ocupada; los que ganan de 1 a 2 salarios mínimos, 33.3%; los que ganan de 2 a 3 salarios mínimos, 9.7%; de 3 a 5 salarios mínimos, 3.9% de la población ocupada y finalmente, los que ganan más de 5 salarios mínimos, representan 1.5% de la población ocupada, dejando entre ver que la mayoría de la población gana 1 salario mínimo.

De ahí que se puede ver que el constante incremento en los precios de los productos básicos y servicios, impactan de manera significativa en el bienestar de las familias.

Manifestó que para Puebla entre 2020 y 2021, de acuerdo a datos del INEGI, la tasa de informalidad en el mercado laboral fue superior al 80%, es decir, hay trabajos, pero la mayoría son informales y como se sabe, son de mala calidad, porque no todos tienen el derecho a la salud, derecho a la vivienda y todos aquellos derechos que dan bienestar a la familia.

Por último, expresó que la inversión en el país sigue siendo débil y no permite que mejore la economía y por consecuencia se dé vida a trabajos formales con mejores condiciones de paga que el país necesita.

No debemos dejar de lado, estos tres aspectos claves de la economía, el mercado laboral, la inversión y el consumo, y las expectativas que se tienen en este momento son, un frágil crecimiento del PIB en lo que resta del año que oscila en el 1.5%; y una inflación alta que en conjunto darán paso a una mayor pobreza en el país y para el estado de Puebla.

Video de la conferencia de prensa: https://fb.watch/dwwfOUQzun/ 

 

 

Tweets recientes