Menu

Los millennials no tienen entusiasmo en entrar a dar la vida en un trabajo

 

  • Hoy las empresas tienen que aprender a aprender de todos: Especialista

Por Diego Cuautle

Los Millennial son racionales y tecnológicos; crean comunidades unidas y afluentes, dentro del mundo laboral, son personas que llegan con un desencanto muy grande, porque ven la experiencia de las generaciones anteriores, no tienen entusiasmo en entrar a dar la vida en un trabajo.

Lo anterior lo señaló el académico de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP), Edwin Carcaño quien dijo, ahora en la crisis empiezan a nacer los niños de la generación contemplativa.

Explicó que estos, son los niños que empezaron a nacer en el 2006 y van a nacer hasta aproximadamente 2029; son a los que hay que sobre proteger el día de hoy. El mundo es tan peligroso que no se puede dejar solo.

“Tienen como característica ser de mente abierta e indecisa; se abren al pluralismo y valoran la experiencia, es en esta etapa del ciclo histórico que nacen un mayor número de artistas”.

Edwin Carcaño, mencionó que la relación intergeneracional dentro de la empresa debe entenderse a partir de la humildad, el sentido común y la voluntad para trabajar entre todas las generaciones que conviven dentro del espacio laboral.

“Las organizaciones tienen que aprender que el tiempo en que el Baby Boomer se encerraba con sus X en las salas de juntas a puerta cerrada y nadie se enteraba de lo que sucedía ya pasó, hoy las empresas tienen que aprender a aprender de todos, deben generar un ambiente colaborativo; además hoy el método de recompensas y desempeño debe ser transparente”.

El analista generacional y social dijo durante el curso titulado “Las generaciones mexicanas y su impacto en la transformación social”, destacó que durante el Surgimiento (época que se vive después de que el priismo dejó de gobernar), la Institución es mucho más fuerte que el Individuo.

“De repente se llega a un Despertar, los Individuos dicen “me doy a la Institución, pero yo quiero saber qué me va a dar a cambio la Institución. El Despertar es muy violento, porque en esta etapa, los adultos empiezan a sentir la necesidad de vivir una vida más como ellos sienten que debe de ser, pero el peso de la Institución es mucho”, dijo.

Comentó que en un Despertar el Individuo accede a la vida Institucional, pero con un peso encima de no haber seguido sus sueños; persigue a la Institución como lo que ocurrió con los Baby Bomers.

 

  • No comments

    Deja una respuesta

    Tweets recientes