Menu

Mundo Invisible

Por Lilia Cedillo

Hola queridos amigos aunque con un inicio algo intenso, este 2017 esperemos que traiga cosas buenas y como la mayoría de las personas de mi edad decimos, con que tengamos salud ya vamos de gane, lo demás vendrá solo  y si no viene pues ya ni modo. El año nuevo también trae a nuestra mente los buenos propósitos como son bajar de peso, tener una dieta balanceada, en general cuidar nuestra salud. La inmensa mayoría de las veces tan solo se quedan como buenos deseos y jamás se cumplen. Precisamente hoy quiero platicar con ustedes sobre algunos buenos propósitos que repercuten en nuestra salud y que son fáciles de realizar. Empezaremos con los hábitos higiénicos. Uno de los mejores hábitos y más fáciles de realizar es lavarnos las manos. La regla de higiene nos dice que  debemos lavarnos las manos antes de comer y después de ir al baño. Las razones son muy obvias frecuentemente tocamos con nuestras manitas los alimentos que van directito a  nuestras boquitas y sabe Dios cuántos bichos no lleven, en otras ocasiones solemos ir al baño y se nos olvida lavarnos las manos, a veces es olvido y otras es porque no hay jabón o no hay agua en los baños, algo muy frecuente en nuestro medio, ya ni se diga toallitas de papel o de tela para secarnos. Así que nos quedamos con nuestras manitas puercas y si poco después tenemos necesidad de comer pues ya ni modo entrarán directo y sin escalas, una buena cantidad de bichos a nuestro tracto digestivo. Pero no solamente es importante lavarse las manos después de ir al baño y antes de comer, sino también cuando guisamos, cuando tocamos a un enfermo o a una persona de la tercera edad o a un bebé, en general a personas cuyo sistema inmune pudiera estar comprometido. También es muy importante lavarse las manos después de visitar un hospital, dado que en el mismo hallaremos una gran cantidad de microorganismos multirresistentes  a los antibióticos y no deseamos andar llevando a nuestra casa, trabajo o escuela a unos bichos malandros que nos pueden causar un buen de problemas. Sin embargo no solo en estas ocasiones es necesario e importantísimo lavarnos las manos,  muchas de las veces anduvimos de la seca a la Meca tocando puertas, pasamanos, tubos de transporte, saludando a prójimos, manipulando dinero y cuando llegamos a casa lo primero que hacemos es saludar a los ahí presentes de mano o de beso, luego nos abalanzamos a la comida así con las manotas sucias. Por ello es bastante bueno que adquiramos el hábito de lavarnos las manos luego, luego que entramos a la casa, antes de que otra cosa suceda. Después de eso ya podemos tocar y besar prójimo, así como comer algún rico antojito. Cuando en casa hay un bebé o una persona enferma adquiere una mayor relevancia el lavarnos las manos antes de tocarlos, en algunos casos y dependiendo de nuestra ocupación, es a veces recomendable cambiarnos la ropa antes de tocar al bebé.  Con ello les evitaremos muchos problemas a nuestros bebés. Un último consejo es lavarnos las manos y la cara antes de irnos a la cama, imagínense cuántas cosas no tocamos y cuántos bichos no andamos trayendo en nuestras caritas y luego así nos vamos directito a la almohada y estamos respirando esos aerosoles durante toda la noche. Por ello qué mejor que asearnos bien manos y cara justo antes de dormir cuando ya no vamos a tocar nada más. Bueno creo que estos consejos son muy fáciles de realizar y nos permitirán evitar infecciones de una manera muy sencilla. Bueno pues hasta la próxima y mis mejores deseos para ustedes en este 2017.

  • No comments

    Deja una respuesta

    Tweets recientes