Menu

No hay nada neutral en cómo vemos el mundo: John Mraz

 

 

El contexto histórico conforma una manera de ser y una manera de ver; nuevos contextos, entonces, pueden definir otras maneras de mirar y actuar en el mundo. Tal premisa se convierte en afirmación en la vida de John Mraz, autor de 200 artículos, entrevistas y reseñas publicadas en nueve idiomas, sobre la historia en relación con los medios modernos –fotografía, cine, video y digitalización–, quien confiesa que de no haber sido por la universidad y un profesor marxista, se hubiera embarcado, sin titubeos, en las filas del ejército de Estados Unidos para combatir en Vietnam. Tal cambio de rieles torció el destino del fotohistoriador, un “gringo” nacionalizado mexicano, residente en el país desde 1981.

Académico del Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades “Alfonso Vélez Pliego”, de la BUAP, desde 1984, es nivel III del Sistema Nacional de Investigadores, autor y coautor de más de una docena de libros, director de 11 películas y 20 audiovisuales históricos, algunos con premios internacionales y distribución en América Latina, Estados Unidos y Europa, editados en español, inglés, francés, catalán, coreano, portugués, italiano, alemán, gallego y chino.

Estudiar la historia, afirma, es fundamental para comprender que somos producto del periodo histórico en el cual hemos vivido.

“Si hubiera hecho la historia desde otro enfoque, hubiera sido un historiador mediocre”

Originario del sur de California, John Mraz nace en el seno de una familia acomodada y conservadora. No obstante, sus años de juventud fueron un tanto erráticos. Tras su primer fracaso en la universidad, en 1961, de donde salió “por mala influencia” -dice-, ingresa voluntariamente al ejército de Estados Unidos, en 1963, lo que le permitió vivir tres años en Italia, donde se casó con una sueca influenciado por un anuncio publicitario. A su regreso a su país, trabaja en la construcción de una presa y en una fábrica de acero.

A la universidad retorna en 1967 para estudiar la Licenciatura en Historia. “Yo iba a ser médico, pero no pude con la Química y la Historia me pareció interesante por ser un campo donde tú opinas según tus investigaciones. Decidí estudiar la historia de América Latina porque me gustó vivir en México, adonde vine por primera ocasión en 1962”.

El joven John, de malas calificaciones en sus primeras universidades, consolida su vocación y se convierte en un estudiante de buenas calificaciones. Al entrar en 1970 a la Maestría en Historia realiza su primer audiovisual, en la Universidad de California, en Santa Bárbara (UCSB). Luego, continúa su formación en el Doctorado en Historia en la Universidad de California, en Santa Cruz, no sin antes dar varias batallas por enfocarse en la cultura visual como objeto de estudio en esta disciplina.

  • No comments

    Deja una respuesta

    Tweets recientes