Menu

La globalización ha modificado la convivencia social

  • El reto de la educación en el siglo XXI, es cómo armonizar la diversidad social y poder convivir en sociedad.

Para la Facultad de Educación de la UPAEP es una prioridad que a través de la educación se promueva la búsqueda de una mejor sociedad que viva en armonía, en donde prevalezca la solidaridad, justicia y la paz, expresó la Dra. Gabriela Croda Borges, Directora de la Facultad de Educación de esta institución.

En su intervención el Dr. José Vicente Merino Fernández, catedrático Emérito de la Universidad Complutense de Madrid, explicó que sus aportaciones pueden sumar a la conformación del modelo humanístico cristiano, pedagógico social para el bien común, de la UPAEP, agregó que este modelo pedagógico cristiano tiene dos pilares fundamentales, “el primero que tiene que ver con el desarrollo de la propia persona, para ir formando a una persona autónoma, libre y solidaria y el segundo pilar va en el sentido de que esta persona cuando se forma no lo hace para centrarse en sí mismo, en su individualidad narcisistas, sino para verterlo hacia los demás, para verterlo al bien común y contar con una sociedad solidaria, justa y en paz”.

Enfatizó que actualmente la educación para la convivencia no debe ser vista como una asignatura más, o que ésta sólo puede ser impartida por profesionales de la educación o de la psicología, lo cual es un error, porque los agentes para la educación para la convivencia somos todos, desde el momento de nacer y hasta que deja de vivir.

Asimismo dijo que a través de la educación se pueden desarrollar todas las dimensiones de la persona, como son el desarrollo de las actitudes, la dimensión axiológica y la dimensión de la acción del comportamiento. Añadió que el error que se ha cometido durante mucho tiempo es que al hablar de educación, “se olvida la acción de entrenarnos para vivir, ya que se educaba para la academia, para el conocimiento, la cultura y se dejaba de lado la educación para la vida, y en eso consiste la pedagogía social”.

Advirtió que actualmente la sociedad está sometida a una serie de revoluciones simultáneas como son la revolución del conocimiento, la revolución tecnológica, la revolución económica y “todas ellas están metidas dentro de un cajón llamado globalización, y hoy cualquier problema que surge sea económico, cultural social o de convivencia, es global, afecta a todo el mundo”.

De tal forma que es importante tomar en cuenta que la educación es un proceso en el que el ser humano se debe estar perfeccionando durante toda su vida, porque nunca se deja de aprender. Y hoy en la actualidad con el fenómeno de la globalización, “el ser diferentes es el eje de cohesión social de la sociedad, que da paso a la diversidad”. Por eso el reto del siglo XXI y de la educación para la convivencia es cómo armonizar diversidad dentro de una unidad de proyectos humanos, lo que representa ser un reto difícil para la humanidad.

Edición PDF

Publicidad

Tweets recientes