Menu

Las mujeres tienen que encontrar un balance entre su labor científica y su vida familiar

+ La creación de estrategias y planes de acción, permitirán a la mujer desarrollarse en la ciencia: Académica BUAP

Por Diego Cuautle

La situación de la mujer en la ciencia en México no se resuelve con el incremento de científicas sino con la creación de estrategias y planes de acción que permitan un desarrollo integral de las mujeres en este ámbito, en las mejores condiciones posibles y no a costa de su vida familiar o de su salud, a fin de que su crecimiento sea propicio e igual al de los hombres.

Así lo consideró Lilia Meza Montes, investigadora del Instituto Luis Rivera Terrazas de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) en el marco del Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia, quien comentó que lo más importante que se ha hecho es incidir en la parte cultural, poner el problema sobre la mesa y empezar a discutirlo con los colegas ya es un avance.

“Mucha gente nos decía que transformando la sociedad, transformaríamos la situación de las mujeres, pero no, era en ese momento cuando teníamos que pugnar por esta construcción. Ese es uno de los logros más importantes, que al principio estos temas se veían con cierta reticencia pero que ahora el sector masculino se incorpora y contribuye al cambio de roles”. Dijo.

En este sentido, recordó que la Red Temática Mexicana de Ciencia, Tecnología y del Consejo Género (Mexciteg) Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), realizan sus propias líneas de investigación, un trabajo que impulsa el análisis de las condiciones de las mujeres en la ciencia, pero también fomenta su participación y desarrollo.

“Para llevar a cabo esta labor, la red Mexciteg, con el apoyo de Conacyt, desarrolló seis cuadernos de trabajo, disponibles en la página oficial con versiones preliminares de investigaciones en temas de género, participación de las mujeres en la ciencia, legislación, etcétera, con la finalidad de generar propuestas para las distintas instituciones del país”, añadió.

Recordó que la red se formó en 2014 por impulso de Norma Blazquez Graf y Olga Bustos, “nuestros trabajos consisten en realizar estudios del sistema científico y la participación de las mujeres; concretar acciones que transformen; conferencias, talleres, foros, publicación de resultados y brindar asesoría a distintas instancias para poder desarrollar ambientes científicos con perspectiva de género. Hacemos mucho trabajo con jóvenes, les damos apoyo y orientación para que puedan desarrollarse en el ámbito científico”.

Dijo que la ciencia no solo son en el ámbito de la física, las mujeres tienen que encontrar un balance entre su labor científica y su vida personal, sin sacrificar un bienestar físico y emocional.

“No se trata de atentar contra la propia salud. Hago una tarea, pero no descuido las otras, aunque me enferme o me desgaste. Por supuesto que todos queremos elevar la productividad científica, pero insisto, se tiene que encontrar el balance para que no sea a costa de la salud o del tiempo en familia, al cual por supuesto tenemos derecho”, finalizó.

  • Tweets recientes